malditos sean los curiosos y que los malditos sean curiosos:
la esencia de la poesía es una mezcla de insensatez y látigo...
....el gran Hank

lunes, 12 de febrero de 2018

Trábame el corazón cuando estemos en lo alto


asúmanse o disuélvanse
hacia adentro o hacia fuera
pero hay que hacer algo con la escarcha de las palabras que no nacen
y el lirismo de los supermercados vacíos a las tres de la madrugada
y con la vida propia, que parece una forastera que aún no ha deshecho la maleta,
con ella también habrá que hablar.
Decirle que me descosí las vueltas del reloj
y repetí tu nombre tres veces ante el espejo, como la historia de Barker.
Y que con los rayos x de su mirada alguien me comió el corazón para devolverlo triturado, más desnudo y pobre que nunca.

Cuando escribir es una maniobra etílica siento que sirve. Cuando me tiendo sobre la hoja y me muevo con y en ella, y ya no sé quién mancha a quién, ni si alguien gobierna el movimiento, ni quién escribe sobre quién, ni dónde estamos, ni a qué nombre responder, o si yo en el vacío, o si el vacío en mí, entonces funciona, que se me desboque el pulso y el pelo y acabe todo en un tremendo feroz y decadente gemido-rugido, tan siglo XX, tan oh rabia, qué bien, que no me canso de sacarte, una y otra vez.
Y en cualquier parte, y en cualquier día, hora, minuto, cuerpo.  

Al final lo único que no caduca es el instante que tiembla. Un árbol perenne que abrazar cuando está oscuro, incluso a mediodía. 
Agua que solo hierve, desaparece. Habrá que quemar e ir sorbiendo.
Arando espaldas y empuñando sexos.
Escribir a mano para que duela el verbo.

La chica del telediario sonríe en mute a las 20:23. Sus gestos dibujan sus palabras. Si se tensiona, habla de algo doloroso, pero también podría estar gozando, porque el rostro del goce duele. Que ya sé que la felicidad es una anestesia.

[Y tu voz como un submarino que escucho cada noche
mientras se ensanchan las ausencias
y los sueños caen en barrena.

Aquí una y todas sus variantes.
Aquí yo, libando de mis sombras.
Perdiendo el control
tan suave y quieta por fuera

Artes de escaparatismo
un paratodalavida con mi absoluto desorden.

Si llegamos arriba, juntos, trábame el latido
que ya me hice el callejero del acantilado
yo sola].


Imágenes: Nicolas Gavino

https://www.instagram.com/nicolasgavino/?hl=es







lunes, 5 de febrero de 2018

Introducción al deterioro y la estampa que deja



digo turbulencia
para que agarre la casa entera
y digo romperse sin piedad
y echarse a perder
salvajemente
lejos de una tristeza moderata
como un fruto que se golpea solo
de no tocarse

que corra y se corra el tiempo
pero con nosotros.

haremos un engarce hermoso
de piernas largas
sin que me desmaquilles de explosión
-por favor-
ni un segundo

el bricolaje del verbo
y las manos artesanas
que la piel es pavimento
que se moja que arde se moldea se funde
agrieta aja erosiona muta 
y alberga la colisión

y yo relajo el corazón
al pensar en todas las calles 
en las que fui feliz
-coffeeshops balcones estaciones ascensores bañeras
sombras de verano habitaciones calas trenes-
infinidad de lugares
ráfaga
instantáneas del temblor

de todos los hoteles 
salí con bolsas llenas de alegría
de la que no se compra
y
con el cuerpo lleno de razones
abrazando el maremoto 
de los "después"
paridas todas las luces de lupanar
herramienta hermosa
boca, lupa
hecha para detonar tu cuerpo
acción-reacción
el momento convulso
que precede a la canallada
de la tierra que se descose
dentro del corazón

venir a enloquecer de vida
en una cama pequeña
en el instante minúsculo
con la palabra mota de polvo
que vuela entre la ventana 
y la luz

que soy una fetichista 
que se acaricia la memoria 
en cualquier rincón
la visto con medias, rímel
y la pongo a hervir 
hasta enloquecer de raíces
hundiendo codos y rodillas
ser un foulard de caricias
la maniobra perfecta
en mitad del atolladero
de días barco-mecedora de alcohol

y así libo de las grietas 
de mi catástrofe
y abdico en tu mentón
galopada a galopada
mientras arden los paisajes
y hago del poema, habitación.





Imagen: Daido Moriyama

jueves, 25 de enero de 2018

escribir será mi hierba




“el gusto está hecho
de mil aversiones”
Paul Valéry

A mí dame tus tachones
y no toques el desconchado de tu pared
que no solo hallo siluetas en las nubes
y reflejos bizarros en los charcos
y futuros en el poso del café

Mi perra necesita un baño
y yo el expolio de la pena.

También necesita comer hierba
para expurgar sus tripas
como yo, que me expurgo escribiendo.
Escribir será mi hierba.
A veces la tengo muy alta, casi laberíntica,
no me encuentro en ella.
y escribo, machete en mano, apretando la mandíbula
afinando la mirada, como si estuviera oscuro.

Otras veces uso las manos. Me gusta usar las manos. 
Así lo siento todo cerca. Y dentro.
Y estrecho y abierto a la vez.
Una expiación. Dilatar el momento, así, 
a dos manos. 
Y flotar en un fragmento roto. 
Tirar de lo deshilachado y confeccionar algo del fracaso.
No es fácil desengancharse de uno mismo 
así que declíname en boceto del desnudo de cuarto de hora 
y saca algo de la sombra. 
Sombra y sobra se parecen. Ambas quedan fuera del hambre.

Mi amor no es una variable así que construye un mirador en mi pelo
para el hampa de nuestros deseos y aquello de recrearse en lo obsceno.
Que el instante viene denso, late y puñe en el rácord de nuestras desmemorias.
Mía la rabia constelada que arde. Y el momento rasurado con calor.
Que ya sé que la raíz que hice en tu pecho era un relámpago de tierra roja.
Un anclaje nuevo en el corazón del barro.


No me hagas habitable que aquí dentro todo resiste aunque se acaben las noches.

domingo, 14 de enero de 2018

If you feel the need



You better love me wrong
because I’m worth no more
I shout in dreams
I cut others veins
I tear up all the poems
that could cover you in the cold

I dress them in red
give them a street
a new name
a new life
I just try
to relief my pain

I’m the highway
that gets you nowhere
I try my best
I try my worst
I want my bones bursting into ashes
before the flames
before the night cuts my heart's head

Let me get lost in fields
filled with music

and third floors windows hotel

jueves, 11 de enero de 2018

Y fresias en el recinto de la luz




































Con todo el amor
y con toda la devastación
llegan las mujeres
que se visten de puerto y se dejan las uñas largas
y el pelo largo
y el amor bien largo
y el ronroneo infinito

Vengo a arder
vengo a formar parte del derrumbe
no busco asiento
se cedió la moldura del corazón
siempre fue un triángulo amorfo
un edificio que se asienta
y fresias en el recinto de la luz
2018 puede ser el año en que muramos
sin haber visto dragones jugando en la sala
ni escafandras de cristal en el perchero
ni vino que sepa a yugular hinchada
Yo me alimento del plancton de las horas bajas
como campos que verdean en el fondo de mis ojos
Yo hago abanico de los rastrojos antes de que llegue el viento
con sus rabias
Yo pinto con colores
pero escribo con tizón
abro las ventanas y tengo todos los azules
y tomillos y romeros en la terraza
pero cuando estoy sola me alumbro con la carne de dentro
y es lo que hay

y es lo que tengo





viernes, 29 de diciembre de 2017

Eres el dragón en mi botella




Tus delirios me iban a gustar

Ordené el desastre
porque me preocupo por la elipse de los cuerpos
y que hagas de mí tu lugar
y yo sepa arrinconarme en tu mentón

recreo de las manos ociosas
mar de caracola que combata silencio
el nervio visto y dilatado
hacerte caída gozosa
en él
en mí
en todo


eres el dragón en mi botella


Y sobre todo, no negarnos
Pulir la ocasión
ser primeriza siempre
mientras rebaño el instante
que cada calco nos desborda y enfurece
por eso inventamos la espuma
y el peldaño en la piel

Renacidos
Desconocidos
Siempre un nuevo
golpe de esternón

Proyectando amaneceres entre nosotros
No respirar flojo ni al morir
Verter el cuerpo como un jarro.

Remolcados por caricias
se conquistan los más bellos descampados

Fósforo en el sexo

Mezclarlo todo en el mortero del ahora

Bienvenido para errar infinitas veces
te digo
Gustosa
sin asas, déjala hacer, libre y tuya,
la ocasión,
muestrario de exhalaciones y espejismos
ánfora en tu sed
que el deseo viene a condensarse
en tu cabeza
sin espinos, ni líneas continuas
Apretado, desnudo, puro
como todo lo bueno

Traigo alimento, una ráfaga de drama
y el soplo de la piel que viene a desnudarse
en las playas de tus ojos

Palmo a palmo, recorrer las noches
y estas lindes que laten
palmo a palmo
tus regiones más inhóspitas
sustancia o trampa
como una planta que crece en la sed
piedra roseta en el escalofrío de la nuca

haré oficio de esta casa de carne

y mi manto de harapos lucirá como el sol. 









martes, 12 de diciembre de 2017

Die Camera aus




Eso me gritaban las prostitutas de la Oranien Strasse en el ‘98
mientras yo, torpe y helada, apagaba la cámara.

Y eso quiero yo para mí.
Ver a solas lo nuestro, tronco de olivo
que prende eterno o al menos, toda la noche.

Trinitrotolueno o espita del demonio,
aquello de montar escenario de cualquier cosa
ante cualquier ojo.

A mí, la oxitocina de fabricación propia,
ivagínate dónde podemos llegar.

Dame jabón y un código,
que me sé el club de la lucha
igual que me aprendí la canción del pirata en quinto curso,

-de carrerilla-

puestos a secretar, secretemos peyote en rama
y viajemos juntos
tan lejos como alcancen las ganas
las rabias
o todo lo inacabado que ansiamos rematar
antes de caer.

Que cuando pestañea el deseo,
se nos duerme el mundo entero.

Acércate al poliedro o Medellín que porto en el alma
y déjame agitar tu proa
con monodosis de felicitá,
alguna reyerta o pequeño melodrama,
que ya sabes que me recreo en el espigón de tu mirada,
en el frunce de tu frente,
meretriz de tu fracaso
y becaria de tu andar,

yo sólo vine a por el bronce,

que mi meta es el instante,
y más que a reír o llorar,

nos vinimos a gozar.







viernes, 1 de diciembre de 2017

LA FRANJA ERRÓNEA



























Yo arribaba a puerto melancólica,
con un pasado en la garganta,
sin saber cuánto pesa el dolor que nadie te factura
aunque sean trillones de kilos.


A punto de parar y gritarle al funcionario/lector
“declaro que traigo drogas duras fabricadas en mi piel,
raudales de ganas ilegales para rondar oscuridad,
asalvajada y depresora,
que no soy divertimento al uso,
así muy aleatoria
ojos puñal
abrazos neuróticos
ropa nacida para el desprendimiento,
tres lenguas, dos sangres, dos islas,
que mis únicas raíces son mis manos
al enterrarse en la carne del infinito
o los ojos aceituna cuando le miran".


Que no hay mucho más.
Que lo ligero no es menos hondo
pero que lo hondo siempre es más fresco
porque escarba
porque hurga
porque es valiente


Y así sin más, que no traigo arco iris
esta ciudad es muy grande
y hay calles con soles
que aguardan y ciegan.


Que no vengo a hacer café
sino a provocar insomnio.


Las lomas altas y las minas oscuras
son para los que se arriesgan.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Consigna a construir - Mario Santiago Papasquiaro

 

1 adoquín es como el eco manchado
de mi rostro
un pétalo arrugado
que mucho / poco /demasiado
algo / tiene que ver & verse bifurcado
en la epilepsia
de mis gestos

Lo raro sale a la calle
& no deja que se duerma
lo raro fuma un cigarro
& el aire se puebla de sensaciones-catedrales
quemen sus tarjetas de identidad
sus gestos tan leucemia
tan nariz truncada

huyo de mí
& de mis basureros
de silencio

¿mi rostro?
un jeroglífico
un funeral desmayándose de espaldas
una nube con los calzones rotos

sale humo de las venas & los huesos
Pienso / vibro como 1 topo metamorfoseados ya sus dientes
en raíces terranostra en espejos carambola
de 1 motocicleta desbordada

no pierdas de vista la danza
celular de las estrellas
el tejido vivo de la luna
a punto de entrar en contacto
con los vidrios más asoleados
de tu piel

¿mi rostro? de guerrero apache
desbrozando nudo tras nudo
la selva electrizada de tu histeria
¿mi rostro? la voluntad de 1 salida

hoy quiero que tus senos
me pinten las manos de colores
hoy quiero que tu cuerpo
me ilumine
&
oler el pus vivo de los adolescentes sin malicia

que el suicidio se vista de James Bond
o Frank Sinatra / & arruine sus caderas
su lucidez su pulso
la canoa de su respiración
su ex sabia brújula que ahora no hace sino crearle
pésima reputación a las histerias
NO / NO / NO & NO

Amo el Ojo experto
en penetrar la ingle crispada
de las lluvias

Árboles taquicárdicos
árboles faltos de toda cordura:
árboles que parecen perros
que parecen venados:
ademanes del ojo de Dziga Vértov

pero los rostros-óvalo de fiebre
de la gente-valium 5
que camina su inercia junto a ti
NO / NO / NO & NO

los aviones zumban como teléfonos histéricos
&
el cuaderno donde te escribo / berreando /
como una colina de nieve herida de muerte
me detengo a mirar la escalera-esqueleto
la calentura-funicular de un silbido

un perro me ha cogido de perrera & lo celebro
sus ladridos tuercen mis venas como alambres

detrás de las puertas cerradas
el aire ciego se duele

tus labios (fresas fúnebres)
aprenderán a sostenerle tus rodillas al despilfarro
aprenderán a aprender o el viejo himno de
esta especie
les pondrá su gordo dedo encima
El que se quedó
se quedó

Arcoíris-zombie
lo más alejado de una cascada-forajido
de una explosión-fuera de la ley

cielos que te enseñan que la serenidad
es no sólo frutal sino agarrable

Fotografías que no podrán ser utilizadas
como bastón, tranquilizante, crema protectora

¿me está oyendo con todas sus orejas de burro
con todos sus audífonos de ópera-rock?

la mente rompiéndose la jeta
ladrando sí: ametrallando
embarrando groserías como un Besosinhocico

me como de un sorbo los Pirineos catalanes
las murallas de pinos
la constelación del autostop

el sol sin zapatos
llena de muescas la vidriera

las estrellas hacen tic-tac: tic-tac: tic-tac
(pequeños relojes angustiados
peces con alas
ojos escandalosos
a su modo
agujas que me ponen turbinas en la piel
muchachas heridas por tanto punto suspensivo)

este sueño musgoso de dar un recital de rock'n roll
¨los sueños de dragona de la Catedral de Notre-Dame

te pegas a la rockola
oso inquieto por que nadie te quite tu panal

-en mi mochila te llevaré
un caleidoscopio
& un coñac de ciruelas silvestres
& así de hashish en hashish de travesti en travesti
se pasa la vida como se pasan los dedos
por el lomo hipnotizado de cualquier revista
((& le guiñas el ojo & le sonríes nerviosamente
a la portada))
& no le abres la bragueta a los adoquines del enigma
mamando fuerza
abrigándote la ubre
-junto a la respiración de los ferrocarriles
o los túneles de humedad que tejen los cangrejos
hechos rayas

qué manera de callar la mía
en un país de besos regalados

un avión echa espuma por la boca
para que no se hundan las barcas hipnotizadas
de los pescadores

¿De verdad crees que el vino
será capaz de extirparme
la ciencia-rueda de la fortuna de mis huesos?

en una carta Mara habla de BESOS DESATADORES
DE TORMENTAS & subraya su escasez
como el Gran problema

la Nada queriendo engancharme
en su harem-anestesia
inscribirme en su Kindergarten de éter
contra
el jazz-puñal de bolsillo
de las calles
& mi
imaginación comiendo sin parar

Groucho Marx rasurando
a León Brézhnev
en la bañera después de una seducción
(concierto meteórico en ring camuflado)

colillas de polvo cósmico
disolviéndose en charcos de vodka

¿De verdad no quieres?
un vino bajo la axila
mi impermeable sonriendo
mis piernas tembleques
haciéndome mis propios boicots
a domicilio
la cajera viendo en ti más que un ladrón
un complaciente oso de peluche
todo garras & cortesías colores & cohetes
relámpagos / nubes /
autógrafos de esperma en la camisa
¿De verdad no quieres?

Barcelona me transporta al olor a carnicería
de las novelas mamíferoproletas
de Pier Paolo Pasolini
& la realidad tal cual?
¿qué tomate aplastado
qué cebolla llorona es eso?
si te oyeran Gulliver  Atila  Marx
Juana de Arco  Wilhelm Reich
Picasso  Revueltas  Godard  Chaplin
¿qué colapso
qué desvieles qué caradiajos qué chintreras? sucede
con tus condenadas Máquinas deseantes
¿inquilina de honor de tu destino?
¿eh, eh? contéstame cometa de Mi Sombra

(Radiografía yema a yema
las claras lágrimas
que no deja lloviznar
tu perenne imperfección)

Que comience a mojarse tu lengua
de caleidoscopio
el milésimo ventana de tu edificio
el mundo interior del mundo exterior
de tu mundo interior

GOLPE DE DADOS EN LA BOCA DE LA SERENIDAD
jaque mate a las trampas
de los gemidos flamígeros
desde la fiebre
a la más suave

respiración


lunes, 30 de octubre de 2017

la piel y su confidencia




(tu risa es una ducha en el infierno)
L. A. de Cuenca

21:30
Suelo estar tranquila hasta que en vez de comunión leo demonio. Que es lo que me acaba de pasar leyendo un poema. Y es como ese hilo de la blusa del que no tirar. Pero tiras. Y empiezas a escribir un poema vestido de prosa y Heineken que acaba en verde y Desnuda. Y tengo frío y estaré sola toda la noche. Y no sé dónde voy. Como si me hubiera puesto el antifaz que usaba cuando hacía turno de noche en el aeropuerto, y forzaba la oscuridad en mitad del olor a café y tostada y sólo eran las diez de la mañana. Esa desubicación es tan peligrosa.
Tampoco he sido nunca de itinerarios. No sé manipular el momento. Triangulaba bien pero nada de hacerle cirugía al texto. Más bien de incluir el arañazo del gato, el mechón que cruza el rostro o mi luxación del hombro izquierdo. Algo que intenta desprenderse de uno mismo. Eso es el poema para mí. Una luxación. Como si fuera una alfombra polvorienta, con sus ácaros, su polvo, su historia, su histeria, su barro y pudiera sacudirla. Alejar el alma. Borrar huellas. Llamar escombro al rh negativo que me recorre, en circuito cerrado, con sus picos y pozos. Desvirtuar la pena un instante, improvisar un monólogo de sed que busca abrazo. Dejar que dance la larva en plato ajeno. Que tú lo leas y entre uno y otro, travistamos la curva cerrada en panorámica de luz, postal que se separa de lo hondo. Pero soy sanguinolenta. Pero me escribo en carne viva. Y hueso. Y fluido. Y rabia. Y soledad. Y repetición, caos  y precipicio. Y me desprendo de ello un rato. Y me siento ligera que no vacía. Un viaje y su droga.
Hablar de aterrizaje es otro poema que no sé si quiero escribir.    
21:37












lunes, 23 de octubre de 2017

la llave Allen




La usamos para todo
hasta perderla o gastarla.
Para salvar la apnea del peor poema
Para entrar en la cabeza escheriana que nos muerde las ganas
Para abrir lucernarios en los ojos cerrados
Artesanales lobotomías hechas con tanto amor.
Para tapar cráteres u abrirlos.
Para encajar nuestras manos cuando zarpan en busca del otro

El desamor como un cambio climático en el que no creíamos
que nos chupará los rojos y los humedales más ricos que tengamos
Dije que el enamoramiento y el despecho nos vuelven malos escritores
y posiblemente, peores lectores,
pero también más humanos.
Comederos en los que alimentar a la televidencia
como a caballos viejos y previsibles

Hacer ramos con los rastrojos que otros pisan
es reciclaje romántico o simple limpieza
pero no sé qué hacer con los silencios que me dejaste en la memoria

-Y me acuerdo del derrumbe de los cuerpos-

Hazme caer como si fuera tu último día
ahora que aún soy
un zeppelin
anunciando en la playa más larga del mundo
lo mucho que te amo.